Evita estos 8 errores mientras porteas

Portear parece sencillo y de hecho, lo es pero hay muchas cosas que se tienen que tener en cuenta antes de empezar a hacerlo. El porteo es un mundo que te engancha ya que cuando empiezas a informarte, quieres saber más y más ya que quieres lo mejor para tu bebé y por eso quieres portear de una forma ergonómica y segura para ti y para tu pequeño.

¿Qué debemos evitar a la hora de portear?

  1. No lleves al bebé mirando al mundo. Si bien es cierto que es perfecto para ellos porque ven todo mejor, esa postura, no les permite mantener una postura adecuada para su correcto desarrollo ya que es importante que la espalda tenga forma de C. Además, si van mirando a los papis, les permite verles mejor y conectar con la mirada y sentir el latido de su corazón.
  2. Es cierto que las mochilas y fulares portabebés no son baratos pero aún así, piensa que es una inversión de futuro porque vas a poder usarla mucho tiempo y luego podrás reutilizarla o venderla sin ningún problema. Por eso, no elijas la mochila para portear por su precio, sino por sus prestaciones. 
  3. Heredar una mochila es una opción genial pero antes de usarla, asegúrate de que es ergonómica y de que el bebé puede llevar la espalda en C y las piernas en M. ¡No utilices mochilas colgonas bajo ningún concepto!
  4. Cumplir con las especificaciones del portabebé es muy importante. Si por ejemplo en una mochila pone que su uso es adecuado hasta que el bebé pese 15 kilos, cumple con esta recomendación ya que posiblemente si pesa más, la postura que adopte no será adecuada y podría ser dañino para bebé y mamá/papá.
  5. Prueba el portabebé antes de comprarlo. Aunque te hayan dicho que es el mejor o porque tu amiga este encantada con él, no significa que para ti sea el más adecuado.
  6. Hay muchos vídeos y tutoriales en internet que te explican como usar los portabebés pero aún así, no siempre queda claro como hacerlo por eso es importante consultar a una asesora de porteo todas las dudas. 
  7. Si tu bebé llora las primeras veces que porteas, no tires la toalla. Vuelve a intentarlo periodos cortos de tiempo y en momentos en los que el bebé no tenga ninguna necesidad básica por cubrir como sueño o hambre.
  8. El porteo es amor, cariño y contacto pero en ningún momento debe ser molesto ni para el bebé ni para la persona que portea por eso, si ves que te molesta al andar con él, repasa los tirantes o la postura para que los dos vayáis cómodos.

Teniendo en cuenta estas cosas y practicando, descubrirás que el porteo es maravilloso y que tiene muchísimas ventajas. El bebé está más tranquilo, duerme mejor y come mejor entre muchos otros beneficios pero además, por otro lado, para los papás, también hay muchos aspectos positivos.

Asegurar que el porteo que llevamos a cabo es ergonómico es fundamental para el correcto desarrollo de nuestro bebé y para el cuidado de la espalda y riñones de la persona que portea.

Y recuerda: ¡besos, besos y más besos mientras porteas! 

Si te ha gustado el post, no olvides compartir y visitar la sección de porteo de nuestra tienda online 🙂

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad. 

0
1
Hola, No dudes escribirnos y consultarnos si tienes dudas. Un abrazo!
Powered by