Información

Síguenos en Facebook

En mi vida, ha habido muchos momentos de transición pero sin duda, el 2013 fue un año de cambios. En tan sólo un año, me compré una casa, me casé y me quedé embarazada. Y como es de suponer, las dos primeras cosas son importantes pero lo trascendental en mi vida, sin lugar a duda, ha sido convertirme en mamá.

La maternidad me abrió los ojos. Ya no era yo, el espíritu libre viajero con mente alocada, ahora había una personita que dependía de mí y lo más bonito que me ha ocurrido desde entonces, es ir dándome cuenta día a día de que él me necesitaba a mí pero yo a él, lo necesitaba aún más si cabe.

Yo estudié Ingeniería de Montes. Y ahora te estarás preguntando: ¿qué ha estudiado esta chica? Pues es una carrera preciosa que me ayudó a desarrollarme profesionalmente y que me dió la oportunidad de aprender mucho y de, sobre todo, disfrutar mucho.

Pero cuando me quedé embarazada de Alejandro en el 2013, el trabajo que tenía era completamente incompatible con la conciliación porque viajaba todas las semanas. Y, ¿qué pasa en las empresas cuando no les sigues la corriente? Que te despiden! 

Así que empecé a reinventarme para empezar a dedicarme a lo que realmente se estaba convirtiendo en mi pasión: la maternidad y la crianza. 

Esto me llevo a empezar a hacer formaciones como la de Asesora de Lactancia de Edulacta o la de Educadora de Masaje Infantil de la AEMI. 

Ahora en casa somos cuatro ya que en el 2017 nació Adriana pero la familia de Silvieta Home no para de crecer gracias a todos vosotros. Así que, si quieres formar parte de nosotra humilde familia, ¡adelante!

Un abrazo enorme 

Silvia