Botellas Sensoriales para Bebé. ¿Cuál Elijo?

Las botellas sensoriales para bebé son unas botellas que normalmente, tienen una parte líquida y una parte sólida como por ejemplo, algún pequeño objeto, purpurina o lentejuelas.

Están pensadas para que los niños y niñas las cojan, las chupen, las lancen,…¡Un juguete sensorial muy completo!

Botellas sensoriales Montessori

Estas botellas sensoriales tan originales forman parte de los juguetes Montessori. Son botellas de estimulación que ayuda a los peques a trabajar la concentración y conseguir relajarse ante momentos de estrés o de ansiedad. Por esto último, en muchas ocasiones, se les llama botellas de la calma.

Los peques tienen que liberar todas las tensiones emocionales que acumulan de algún modo y jugando u ofreciéndole estas botellas, nos estamos adelantando a que se produzca esa posible rabieta y enfado.

Los colores, la luz, la magia de la purpurina al caer, las piedrecitas cayendo o los objetos en movimiento atraen toda su atención y les permiten relajarse controlando mejor sus emociones e incluso la respiración.

Fiel a Montessori, estás botellas representan los colores de la naturaleza, de las estaciones y del arco iris.

Estimulación de los sentidos

Al cogerlas y manipularlas, los bebés estimulan su vista ya que al observar los elementos en movimiento, fijan su mirada en el desplazamiento. Esto les permite iniciarse en el pensamiento lógico, espacial y en el porque de las cosas.

También se produce una estimulación del oído porque al agitarlas, se produce el sonido característico del agua en movimiento y el placentero sonido posterior de la caída de los objetos del interior de la botella.

Y por supuesto, el tacto ya que como pequeños exploradores que son, todo lo quieren coger y todo lo quieren chupar. Los materiales con los que están fabricados son muy naturales al tacto.

Botellas Sensoriales Petit Boum

Tu puedes fabricar una botella sensorial casera muy fácilmente. Buscas una botella de plástico certificado e introduces en su interior objetos para que caigan rápidamente o que se desplacen lentamente como la purpurina.

Luego, puedes completarlas con agua, aceite o jabón según el efecto que quieras obtener.

Si decides hacerla casera, sobre todo tienes que extremar las precauciones en el cierre y sellado de la botella. No solamente porque se te llene la casa de purpurina, sino por la seguridad de tu bebé.

Por eso, para proteger a lo que más queremos en el mundo, en Silvieta Home, apostamos por las botellas sensoriales de Petit Boum.

Estás botellas están fabricadas con materiales seguros y libres de tóxicos que permiten que los niños las manipulen con total tranquilidad. Disponen de un doble sellado para asegurar que no puedan abrirlas y de hecho, tienen certificados europeos que corroboran que son 100% seguras.

Además, en Petit Boum, trabajan con proveedores de la zona bajo criterios de Km.0 asegurando que, su producción, genere el menor impacto posible sobre el entorno y el medio ambiente.

Comprando estas botellas, compramos cercanía, compramos mucho amor, compramos calidad y favorecemos la sostenibilidad de estas pequeñas empresas que han sido creadas con tanto corazón y cariño. ❤️

¡Yo quiero una para mi peque y para mi también! 😂 ¿Cuál eliges tú?

¡Pincha aquí para verlas todas! 

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad. 

0
Abrir chat