¡Te invito a descubrirlo!

En mi vida, ha habido muchos momentos de transición pero sin duda, el 2013 fue un año de cambios. En tan sólo un año, me compré una casa, me casé y me quedé embarazada. Y como es de suponer, las dos primeras cosas son importantes pero lo trascendental en mi vida, sin lugar a duda, ha sido convertirme en mamá.

La maternidad me abrió los ojos. Ya no era yo, el espíritu libre viajero con mente alocada, ahora había una personita que dependía de mí y lo más bonito que me ha ocurrido desde entonces, es ir dándome cuenta día a día de que él me necesitaba a mí pero yo a él, lo necesitaba aún más si cabe.

En mi trabajo de aquel entonces viajaba mucho y cuando empecé a intentar ejercer mis derechos laborales de conciliación y demás, empecé a estorbar en la empresa así que acabé en el paro.

Y aquí es cuando empecé a reinventarme y empecé a darme cuenta de que, lo que realmente me apasionaba, era el mundo de la maternidad y la crianza y esto me llevo a empezar a hacer formaciones como la de Asesora de Lactancia de Edulacta o la de Educadora de Masaje Infantil de la Asociación Española de Masaje Infantil.

¡Espero que os guste mi rincón y no olvidéis visitar la tienda online!

Un abrazo

Silvia