¿Por qué el arco iris Waldorf enamora a pequeños y grandes?

Nos alegra darnos cuenta de que cada vez hay más personas que se decantan, a la hora de seleccionar juguetes, por juguetes de madera. Juguetes sencillos que dejan que los niños dejen volar su imaginación y saquen a relucir toda su creatividad. En este caso, os vamos a hablar del arco iris Waldorf de madera y de las razones por las que, enamora a pequeños y grandes.

¿Porque el arco iris Waldorf triunfa en todas las casas?

El arco iris Waldorf es un juguete muy atractivo visualmente y además, esta de moda. Es un juguete sencillo, simple, natural y sin pilas. Si buscas juguetes que cumplas estos requisitos, por suerte, cada vez hay más porque parece que lo natural cobra fuerza relevando a los juguetes convencionales.

¿Qué características tiene este arco iris de madera?

  • Es natural ya que esta fabricado en madera y, por eso, es un juguete ideal de para estimular sensorialmente a los niños
  • Suele estar fabricado de forma artesanal y por lo tanto, son productos hechos con amor y devoción
  • Cada uno de los arcos, es de diferente color y tamaño por lo que, les ayuda a aprender y diferenciar colores, formas y tamaños
  • Al manipularlo ganan destreza y coordinación
  • Cuando se hacen mayores, les ayuda a entender conceptos como la simetría y geometría
  • Permite que el niño desarrolle toda su creatividad e imaginación ya que no hay ningún patrón de juego ni ninguna regla sobre como usarlo
  • Les permite simular situaciones cotidianas de la vida real construyendo o creando todo lo que puedan imaginar
  • Es un juguete que pasará de generación en generación ya que está fabricado de madera
  • Es un juguete que sigue la filosofía de la pedagogía Waldorf 

¿Desde qué edad se puede utilizar?

Responder a esta pregunta es complicado ya que hay niños que se sienten atraídos por las formas y los colores desde que tienen pocos meses y en estos casos, desde que se mantienen sentados, pueden empezar a jugar y a manipular el arco iris. Por el contrario, hay niños que tardarán en descubrir todas las posibilidades de juego que esconde este juguete de madera por lo que, con esperar unos meses será más que suficiente.

Como ya hemos comentado, estos juguetes no tienen instrucciones por lo que, todo lo que entre dentro de su imaginación puede cobrar vida. Desde carreteras hasta castillos pasando por formar la cola de una sirenita. ¡Simplemente, dejadles crear y seguro que te sorprenderán!

Es un juguete fabricado para soñar y disfrutar que no debe faltar en ninguna habitación de juegos.

Si quieres saber más sobre la pedagogía Waldorf, no dudes visitar el siguiente enlace.

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *