Puerperio: 5 consejos para sobrevivir

El puerperio puede ser un camino de rosas o puede convertirse en todo un infierno para la mamá. Das a luz, te dan a tu bebé y en la gran mayoría de ocasiones, les falta añadir: ahora te buscas la vida. Y luego está la parte 2, ¿qué pasa una vez en casa? Os dejamos algunos consejos que seguro que os vienen genial.

La mamá y su puerperio, una combinación…¿explosiva?

Depende de muchos factores como por ejemplo que alimentación tome el bebé o si ha salido dormilón el pequeño o esta deseoso por conocer el mundo pero lo que sí que es cierto es que, el puerperio para la mamá, teniendo en cuenta su estado emocional y hormonal, es un momento muy delicado. Algunos consejos que pueden servirte para superarlo son:

  1. El papá, tu gran aliado. Muchos papás no acaban de entender que su papel las primeras semanas es fundamental. Se debe convertir en el gran aliado de esa mamá que en ocasiones, debido a las hormonas o al cansancio puede incluso acabar padeciendo una depresión postparto. Tener a su lado a una persona que le apoye, que le deje un tiempo de tranquilidad para pasear o ducharse, que tome las riendas de la agenda de visitas o que ponga limites a ciertas visitas o comentarios, hará que la mamá se sienta muy apoyada y que su puerperio sea mucho más sencillo.
  2. No, no y no. Ser asertiva y decir las cosas desde el corazón y con educación puede ser que no siempre resulte pero en la gran mayoría de ocasiones, sí. ¿Puedo coger al bebé? Sé que te encantaría poder cogerle pero me ha costado mucho dormirle y necesita descansar, espero que lo entiendas. Este bebé tiene hambre, dale un biberón. Sé que lo estás diciendo con las mejores intenciones pero eso que estás diciendo me esta haciendo mucho daño ya que no lo estoy pasando bien. 
  3. Pedir ayuda a veces cuesta pero en muchas ocasiones, es necesario. Hablamos de pedir ayuda familiar o profesional de cara a tener limpia la casa, poner las lavadoras o hacer la comida entre muchas otras cosas. Por si todavía no lo sabéis, el mejor regalo que le puedes hacer a una recién mamá es un táper lleno de comida.
  4. Entrégate a tu bebé y a conocerle en su plenitud. Lleváis nueve meses juntos pero ahora las cosas son diferentes. El vínculo fuerte e inquebrantable que se había formado se ha visto alterado y es necesario que os volváis a enamorar el uno del otro. Que os impregnéis el uno del otro y que os améis.
  5. A nivel emocional, quien puede entenderte mejor que nadie es otra mamá en tus misma situación por lo que, asistir a grupos de lactancia o de crianza, es fundamental para compartir experiencias, hablar, desahogarte sin sentirte juzgada y sobre todo, para darte cuenta de que, todas las mamás comparten las mismas dudas y preocupaciones.

Tener un puerperio feliz esta de nuestra mano y por eso, es muy importante, conocer los aspectos a tener en cuenta para poder trabajar en ellos.

Ha nacido un bebé pero también ha nacido una nueva madre, no nos olvidemos de esto.

 

 

Dejar un comentario