5 razones por las que regalar libros a los niños

Regalar un libro a un niño, es regalarle  un tesoro. Desde, los niños están llenos de historias y de aventuras. Su creatividad e imaginación no ha sido manipulada y por tanto, son capaces de vivir y recrear historias como si se fueran el mismo capitán Garfio o el mismo cerdito que huye del lobo.

Un libro infantil siempre será un acierto

A través de los libros infantiles los niños y bebés recrean, viven y descubren un mundo lleno de fantasía pero también de realidad. Casi toda la lectura destinada a los peques está compuesta por imágenes muy coloridas y texto muy sencillo y reconocible paran el pequeño lector.

Motivos para regalar libros hay muchos así que os contamos algunas razones por las que regalarle libros a los niños desde bebés:

1. A través de la lectura, se puede disfrutar de un gran momento de calidad en familia. El día a día, en ocasiones, nos lleva a no poder disfrutar de nuestros hijos todo lo que queremos por eso, es importante que el tiempo que se pase en familia, se aproveche al máximo. Leer es una gran oportunidad de disfrutar de un momento de amor juntos y es una forma preciosa de reforzar el vínculo afectivo.
Además, en ese rato se genera mucha confianza y los niños suelen abrirse y contar muchas cosas de su día a día en el cole o de que como se sienten por eso, es una gran oportunidad para hablar con ellos e intentar conocer más de su día a día en el cole o si hay algo que les preocupe por ejemplo.

2. Al principio serán los papás los que cuenten la historia pero poco a poco, en función de la edad, veremos cómo la historia se hace suya y pasan a tomar las riendas. De esta forma se fomenta el habla y el desarrollo del lenguaje. Adquieren nuevas palabras y nuevo vocabulario y esto les hace que su autoestima vaya reforzándose.

3. Muchos libros están orientados a manejar los sentimientos y a saber entender cómo se sienten y porque. Hablar de esto con los peques les ayudará mucho a entender que les está sucediendo y por otra parte, también ayudará a los papás a poder entender ciertos comportamientos de sus hijos. Darles las herramientas para que aprendan a reconocer y gestionar sus sentimientos es fundamental a nivel emocional y a través de libros como El monstruo de colores o el Emocionario, se puede trabajar para conseguirlo.

4. La creatividad y la imaginación vuelan cuando hay un libro entre manos. De una página casi en blanco se pueden construir miles de historias y cuentos. La gran mayoría de libros infantiles son muy simples y sencillos por esta razón.

5. Es una forma de empezar a conocer la importancia de cuidar las cosas y la fragilidad que tienen alguna de ellas. Muchos libros infantiles son de cartón para que no se rompan fácilmente pero aún así, si lo muerden o tiran, se pueden estropear. Los libros con pop-up como El Pollo Pepe por ejemplo son geniales pero para ciertas edades es toda una aventura intentar leérselo.

Seguro que ahora estás convencido de que, aunque los niños no muestren mucho interés cuando se los regalan, los libros siempre tienen que formar parte del día a día de todas las personas.

Si te ha gustado el post, no dejes de visitar nuestra tienda online y su sección de libros.

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *