Portear en invierno no es una misión imposible

El porteo durante el verano parece mucho más sencillo que en invierno pero en realidad, portear es siempre sencillo. Basta con tener claro como hacerlo y saber elegir, en función del bebé y de la zona en la que se viva, el mejor elemento de porteo. ¿Utilizo mochila y abrigo de porteo ó es mejor usar un portabebé ligero e ir abrigados los dos? En Silvieta Home os damos algunas ideas.

¿Qué opciones tengo para portear en invierno?

  1. Usar abrigo de porteo: A la hora de abrigaros si usáis abrigo de porteo, es importante saber que los cuerpos desprenden calor y que además también está el portabebé por lo que no conviene que ni bebé ni mamá o papá vayan muy abrigados para no sudar y pasar calor. Estos abrigos se pueden usar durante el embarazo y luego para portear al bebé en diferentes posiciones pero, sin duda alguna, la principal ventaja es que el bebé suele estar muy calentito y muy tranquilo a pesar del frío.
  2. Usar un abrigo normal que sea amplio y que te permita abrocharlo con el portabebé. El principal inconveniente de esta opción es que sólo podrás portear en la parte delantera
  3. Usar cobertores de porteo que se colocan sobre el portabebé cubriendo al bebé y que permite que vaya bien tapado. Esta es una opción más barata que los abrigos de porteo e incluso hay personas que utilizan como cobertores improvisados mantitas enganchadas con botones o imperdibles.
  4. Abrigarse cada uno por su lado. En este caso, el bebé y la mamá irán abrigados por separado. Esta opción es perfecto para niños un poco más mayores que quieran estar continuamente subiendo y bajando ya que evitamos tener que estar poniéndole y quitándole la chaqueta continuamente. Portabebés ligeros como Tonga por ejemplo, son ideales para estos casos.

Otros aspectos a tener en cuenta para portear:

  • Utiliza portabebés o mochilas de porteo que sean ergonómicas. Si tienes dudas de como usarlos o de si son ergonómicos o no, basta con consultar a una asesora de porteo.
  • No olvides cubrir las partes que quedan al aire como manitas o cabeza
  • No usar ropa que incluya el pie como peleles completos o buzos ya que no permiten una correcta colocación del portabebé y además, se les fuerza a los pies del bebé a estar en una posición poco ergonómica.

Una asesora de porteo no sólo te indicará si el portabebé es ergonómico sino que también te enseñará la forma correcta de usarlo

Portear en invierno tiene muchísimas ventajas ya que permite que el bebé este calentito en todo momento mientras esta cerca nuestro. Además, en lugares con mucha lluvia o nieve se convierte en una opción muy práctica ya que sacar el carro de casa es prácticamente imposible.

Si no estabas convencid@, esperamos que ahora ya lo estés y te lances a portear.

 

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *