¿Cómo conseguir que mi hijo duerma tapado?

Asegurar que un niño duerme tapado toda la noche es algo imposible. Se mueven, se dan la vuelta, se vuelven a girar,… ¡Sólo les falta hacer el pino mientras duermen! Y esto se traduce en padres tapando continuamente a los niños y pendientes de que no se destapen. ¡En Silvieta Home os damos una posible solución y todos a dormir!

Los sacos de dormir para bebés son la solución perfecta

Estos sacos para dormir son perfectos ya que por un lado, permiten que los niños tengan movilidad y no se sientan atrapados y por otra, así nos aseguramos que van a estar tapados toda la noche y de esta forma, ya no hace falta estar todo el rato pendientes por si se destapan o no.

A la hora de elegir el saco de dormir adecuado para cada bebé es importante tener en cuenta varias cosas:

  • El tejido con el que este fabricado debe ser uno que les permita transpirar y que no les haga sudar mucho. Por eso, el algodón es ideal para este tipo de prendas.
  • Los hay de diferentes grosores pero por lo general, suelen abrigar bastante, por es importante que el bebé no vaya muy abrigado. Normalmente con ponerles un pelele o pijama finito debajo es suficiente. Hay fabricantes que, según la zona geográfica en la que se vaya a usar, sólo recomiendan poner un body debajo sin pantalones ni nada.
  • Existen diferentes tipos de cierre en los sacos de dormir para bebés. Unos tienen cremallera, otros botones en los dos hombros, otros sólo botones en uno. Lo que es fundamental es observar que ninguno de estos cierres les pueda molestar. Por ejemplo, si el nene duerme boca abajo y el cierre de la cremallera está arriba, es posible que le moleste al dormir.
  • Muchos papás tienen la sensación de que  no están bien abrigados con el saco y les ponen por encima, sábanas  o mantas pero esto no es necesario ya que impide que el bebé transpire y además les hace pasar calor y no estarán comodos.
  • Existen sacos de dormir para bebés con mangas y sin mangas si bien, los más usados son los que no tienen mangas porque les permite mayor movilidad.

Otras razones para usar sacos de dormir con bebés son:

  • Son muy seguros ya que evitamos los riesgos de asfixia que se dan cuando se utilizan sabanas, mantas o colchas. Muchos expertos recomiendan su uso e incluso lo asocian a un menor riesgo de muerte súbita.
  • Son muy respetuosos con el bebé ya que les permite tener libertad de movimientos
  • Les aporta calor y sensación de abrigo al estar continuamente tapados y cubiertos
  • Les ayuda a termoregular su temperatura

Por todas estas razones, sin duda, este invierno, el saco de dormir seguro que está en casi todas las casas de en las que hayan bebés.

Si os ha gustado el artículo, no dudes compartir y visitar nuestra tienda online.

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *