EverEarth y sus juguetes de madera ecológicos revolucionan el mundo

EverEarth apuesta por la fabricación de juguetes de madera de haya y bambú de alta calidad elaborados de una forma sostenible y ecológica. Si hace poco os hacíamos recomendaciones sobre los juguetes que comprar según la edad del niño, ahora en Silvieta Home os queremos presentar esta marca cuyo valor añadido es el respeto al medio ambiente.

La empresa EverEarth fue fundada en 1973 y es la primera compañía que gestiona su propio bosque de 8000 hectáreas evitando la deforestación de los bosques y asegurando su continuidad. De hecho, dicho bosque, fue galardonado en el 2011 con el sello de calidad y certificado de la FSD.

Además, todas las tintas que utilizan son a base de agua libres de tóxicos, los envases son reciclados y realizan los envíos de sus productos de una forma neutra de carbono.

El resultado de todo esto son unos juguetes muy sencillos que favorecen el desarrollo del juego simbólico, el aprendizaje y por supuesto, la diversión. Juguetes que permiten que la imaginación y la creatividad echen a volar de una forma muy segura sin pilas ni luces de colores.

El uso de este tipo de juguetes naturales y ecológicos parece volver a ponerse de moda para contrarrestar la era de la pantallas en la que nos encontramos sumergidos.

Sonajeros, andadores, juguetes para arrastrar, herramientas y un montón de juguetes más que harán que las horas pasen y que el juego forme parte de su día a día de una forma muy dinámica y divertida. Nunca antes había sido tan divertido hacer la comida o ir a tomar el té.

Juego de té EverEarth

 

Además, EverEarth desarrolla diferentes proyectos medioambientales y entre ellos, destacar el proyecto Plant-A-Tree a través del cual, por cada juguete que se registra, se planta un árbol.

Juguetes de calidad para toda la vida que podrán pasar de generación en generación y que marcarán un antes y un después en la forma de jugar de los peques y vuestra.

No dudéis visitar sección de juguetes EverEarth de nuestra tienda online. 

 

 

Dejar un comentario