Juguetes de madera: la mejor forma de aprender jugando

Escoger los juguetes con los que nuestros hijos empiezan a jugar no siempre es fácil ya que a veces, nos los regalan y en otras ocasiones, el mercado nos ofrece tanto, que no sabemos por donde empezar.

Los juguetes de madera son una apuesta segura

Algunas de las razones por las que, con un  juguete de madera, seguro que aciertas son las siguientes:
  • Son juguetes sencillos que les estimulan sensorialmente y que les permiten trabajar la psicomotricidad fina mientras se divierten
  • Permite que los niños desarrollen toda su imaginación creando e inventando mil y una historias
  • El juego simbólico cobre vida y permite incorporar la vida cotidiana en el juego de los pequeños
  • Son seguros ya que las piezas que suelen contener no son pequeñas y sus barnices o pinturas suelen ser libres de tóxicos por lo que son aptos para bebés
  • No llevan pilas y suelen ser muy duraderos y eso a los padres nos da mucha tranquilidad

A quién no le ha pasado, abrir la caja de un juguete de plástico y darse cuenta de que tiene piezas pequeñas o que la caja de las pilas no cierra bien, por ejemplo. Con los juguetes de madera, esto no nos ocurrirá. 

Por suerte, cada vez más, los juguetes de madera cobran más notoriedad. Juguetes simples, bonitos y fabricados a partir de productos naturales siempre pensando en la seguridad del bebé.

Estos juguetes, estimulan los sentidos de los  bebés de una forma natural sin sonidos estridentes o luces de discoteca y además, ayudan a que vayan desarrollando su imaginación. El tacto es más agradable que el plástico y tienen un olor muy característico que produce una mayor calidez que otros juguetes.

Juguetes naturales para niños naturales

Un juguete fabricado en madera, es un juguete para toda la vida. Podrá pasar de generación en generación adquiriendo identidad a través de las vetas de madera y el tacto suave pero firme que ofrecen.

Pero además, estos juguetes, son respetuosos con el medio ambiente y esta debería ser la razón principal para elegirlos como juguetes estrella para nuestros pequeños ya que la madera es natural y renovable.

Por ejemplo, la marca alemana Legler, fabrica estos juguetes utilizando madera de bosques replantados de su región y no utilizan productos químicos para segurar la calidad ya que son productos que, casi con total seguridad, van a ser mordidos y chupados por los bebés.

Muchos artesanos, como Tuquinos por ejemplo,  además están apostando por la creación de productos artesanales de madera para los niños. Juguetes como el arco iris de Waldorf cada vez son más conocidos y demandados ya que las posibilidades de juego son infinitas.

Y recuerda: los niños nacen con una imaginación infinita y una creatividad que no tiene límites.

¡Que fluya el arte!

 

Dejar un comentario

Acepto la política de privacidad *